El Pais y El MundoGenerales

«Aserejé»: el verdadero significado detrás de la polémica canción denunciada como satánica

Uno de los hitos que marcó el inicio del siglo 21 fue aquella canción de «Las Ketchup», banda musical conformada por tres hermanas mujeres mexicanas (Pilar, Lola y Lucía Muñoz), que hizo bailar a todo latinoamérica y no solo su letra perduró en el tiempo sino también su pegadiza coreografía. El «Aserejé» es conocido mundialmente y hasta el día de hoy suena en las fiestas y pone de pie a cualquiera que esté sentado.

Su ritmo y baile es tan pegadizo que puede que nadie se haya detenido en pensar qué significa la letra. Las palabras se cantan a todo pulmón pero no son claras. De por sí el nombre de la canción no es algo que precisamente figure en el diccionario de la Real Academia Española. Muchas denuncias aseguran que la historia que hay detrás puede que atemorice a más de uno e incluso le quite las ganas de bailar el tema otra vez.

Como todo, es creer o reventar. Pero hay quienes dicen que la letra trataba de una especie de «rito satánico» y una incitación al consumo de drogas. Con más de 129 millones de repoducciones en Youtube y generaciones que le siguen rindiendo culto, el «Aserejé» siempre ha dado que hablar. Fue número uno del chart en Rumania, séxtuple platino en Noruega, himno discotequero en su España natal y en una Argentina en pleno cataclismo.

«Las Ketchup»: Pilar, Lola y Lucía Muñoz

Significado de «Aserejé» y otras frases

La interpretación que un grupo de educadores religiosos de México hizo respecto al tema las tildó de «satanistas». Según ellos, el protagonista de la canción (Diego) era en realidad el mismísimo Lucifer, por lo cual cantar «Diego tiene chulería» equivalía a alabar a un diablo hermoso. Además, incluso el título del tema era una invitación «a ser hereje».

“Aserjé, ja deje tejebe tude jebere. Sebiunouba majabi an de bugui an de buididipí…” cobra sentido cuando analizamos a Diego, el protagonista de la canción, pues en más de una parte nos hacen referencia a que el hombre está sumamente drogado «con la luna en las pupilas», por lo cuál tendría sentido que no pudiera articular bien las palabras.

Durante una noche de fiesta, la canción favorita de Diego comienza a sonar y el «la baila, y la goza y la canta», o al menos eso intenta, pero no lo consigue. «Si no tiene significado es porque algo oculta, por lo que lo mejor es no escucharla», explicó en su momento a un diario local un vocero del Instituto Departamental Evangélico hondureño.

Por su parte, Pilar Muñoz le puso el pecho a la bala y salió a defender su canción al instante en que estos rumores comenzaron a circular. «Cuando nos enteramos de eso nos sorprendió bastante. Pero bueno, sabemos que hay gente que saca noticias o historias que no tienen que ver con la realidad y dicen cosas sin saber. Por supuesto que nuestra letra no tiene nada satánico», afirmó.

Durante una noche de fiesta, la canción favorita de Diego comienza a sonar y el «la baila, y la goza y la canta», o al menos eso intenta, pero no lo consigue, dicha canción bien podría ser «Rapper’s Delight» de The Sugarhill Gan. que dice: “I said a hip hop hippie to the hippie the hip, hip a hop, and you don’t stop, a rock it out. Bubba to the bang bang boogie, boobie to the boogie to the rhythm of the boogie the beat”.

Cuando uno intenta balbucear dicho coro, el resultado fácilmente es la letra confusa de «Aserejé», que nada tiene que ver con ritos satánicos. ¿Notas la similitud entre ambas canciones?

Ahora puedes seguir bailando «Aserejé» sin preocuparte de invocar a ningún demonio. Fuente: Crónica

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: