GeneralesSalud

Cinco consejos para ventilar la casa sin que se enfríe

Los cambios de temperaturas en otoño no debe ser una excusa para evitar ventilar la casa. Te compartimos cinco consejos sencillos y efectivos para mantener limpio el aire de tu casa sin que te pasmes de frío.

Es importante mantener este hábito a diario porque a los contaminantes habituales (materiales de aislamiento, ambientadores, plásticos, productos de limpieza, electricidad estática, humo de cigarrillos) se suma la condensación de CO2, la calefacción, los ácaros de las alfombras, los tapizados o las fibras sintéticas y la humedad. Y ahora, además, para evitar el posible contagio de coronavirus al mantenerse las partículas en el aire.

 

Abrir las ventanas por la mañana
La mañana es la hora perfecta del día para airear la casa porque suele ser el momento más cálido y en el que menos notará tu vivienda el descenso de temperatura. Además, tengas calefacción individual o central, tendrás el resto del día para aumentar el mercurio de tu hogar.

Cinco minutos son suficientes
Con que tus ventanas estén abiertas entre cinco y diez minutos será suficiente. No solo lograrás purificar el aire de las ventanas, sino que apenas lo apreciará el termostato. Asegurate que la calefacción esté apagada (luego tendrás que gastar más calefacción para calentar tu hogar y, por lo tanto, generarás más contaminantes atmosféricos) y que no haya nadie a punto de salir de la ducha.

Habitación por habitación
Hay personas que optan por abrir de par en par todas las ventanas para generar corriente, sin embargo será más efectivo si lo hacés habitación por habitación. Subí bien las persianas, abrí la ventana de par en par y cerrá la puerta. No te olvides de regresar y cerrarlas. Si el día está soleado, a pesar del ambiente invernal, no dejes en penumbra el dormitorio, esos escasos rayos de sol ayudarán a que la casa se aclimate.

Deshumidificadores y purificadores
Aunque no es la opción más económica, el uso de purificadores de aire y de deshumidificadores son las opciones más efectivas, sobre todo cuando en las viviendas hay niños muy pequeños o personas mayores. Mantendrás a raya la humedad del ambiente y los filtros captarán las toxinas del ambiente que son dañinas para tu bienestar y el de los tuyos. Siempre que puedas, tratá de tender la ropa en el exterior.

Mantén limpio el interior
Cuanto más limpio esté el aire de tu vivienda, menos necesidad tendrás de abrir las ventanas. Si sos fumador, siempre es mejor hacerlo afuera antes que adentro y, si no tenés balcón o terraza, procurá asomarte por la ventana. Te lo agradecerá tu salud y la de las personas convivientes, pero también tu casa. }

Ahorra mucha suciedad al aire en interiores limpiar con productos ecológicos, evitando aerosoles y ambientadores. Los mosquiteros, alfombras y sillones tan propensas a acumular ácaros estarán mejor conservados si les pasás la aspiradora de vez en cuando, y no olvides revisar las rejillas de ventilación. Fuente: radiomitre.cienradios.com

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: