su publicidad
Locales

Culminaron las fiestas patronales de verano con la tradicional “despedida”

El gobernador Sergio Casas participó esta mañana de la culminación de las solemnes fiestas en honor a San Nicolás de Bari y Jesús, Divino Niño Alcalde. Ante cientos de feligreses, se realizó la tradicional despedida de la imagen del Niño Alcalde que regresó a su templo junto a la imagen de San Francisco, mientras que la imagen de San Nicolás regresó a la Iglesia Catedral. “Al Tinkunaco lo tenemos que vivir todos los días, en cada acción, procurando la unidad de todo un pueblo”, pronunció el primer mandatario provincial.

Como cada 3 de enero, en el día de los Promesantes, se realizó la solemne despedida de las imágenes de San Nicolás y el Niño Alcalde, ceremonia encabezada por el obispo diocesano Marcelo Colombo, culminando de esta manera las celebraciones de verano en honor de San Nicolás de Bari y del Divino Niño Alcalde en la catedral de La Rioja.

El gobernador Sergio Casas participó de la ceremonia religiosa, junto a integrantes de su gabinete, diputados nacional y el intendente de Capital Alberto Paredes Urquiza; y dejó su reflexión de las fiestas patronales a todos los riojanos y expresó que “este encuentro tiene que quedar en los corazones de todos los riojanos, al Tinkunaco lo tenemos que vivir todos los días, en cada acción, procurando la unidad de todo un pueblo, en permanente encuentro con el Señor y entre nosotros como hermanos”.

Asimismo, consultado por los medios de prensa con respecto a la relación entre el municipio y el Gobierno Provincial manifestó “creo que cada uno tiene que respetar estos tiempos de paz, habiendo fe, amor, teniendo paz interior y para con el otro, podemos convivir aun pensando diferente”, y resaltó que “hay que hacerlo con prudencia, respeto y entendiendo siempre que los derechos de uno terminan donde comienzan los derechos del otro”.

De igual modo, indicó que “le pedí a nuestro Santo Moreno que nos acompañe y que interceda  ante el Señor para que nos ilumine, nos guíe y muestre el camino a seguir”. Además, expresó sus deseos para el pueblo de La Rioja en este 2017 y dijo que “espero que podamos seguir construyendo esta provincia en común unión, para que podamos vivir a imagen y semejanza del Señor”.

Por último, concluyó que “este es un pueblo que no lo doblegaron nunca a través de la historia y vamos a seguir transitando para que todos juntos sigamos creciendo, para un mejor  bien común con prosperidad, amor, fe y esperanza”.

*Celebración*

La culminación de la fiesta de verano, fiesta de encuentro, inició con la llegada de la imagen de San Francisco que se acercó a buscar al Niño Alcalde que, precedido por la Cruz procesional, salió de la Catedral. De inmediato, salió de la Iglesia Catedral la segunda Cruz procesional, seguida por el obispo Marcelo Colombo y la imagen de San Nicolás de Bari.

Tras realizar las tres genuflexiones donde el pueblo reconoce en el Niño Alcalde “al hijo de Jesús”, “rey dueño de la vida y la muerte” y “al hombre nacido en el portal de Belén, de la Virgen María”, el obispo hizo entrega del libro de la palabra de Dios al gobernador Sergio Casas y al intendente Alberto Paredes Urquiza.

Luego, el obispo en nombre de San Nicolás devolvió al gobernador el bastón de mando, y el Inca en nombre del Niño Jesús Alcalde entregó la llave de la ciudad al intendente.

Finalmente, se realizó la emotiva despedida de la imagen de Jesús Niño Alcalde que regresó a la iglesia San Francisco, acompañado por la imagen de San Francisco, mientras que la imagen de San Nicolás ingresó nuevamente a la Iglesia Catedral para recibir la devoción de los fieles riojanos.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: