Rioja 24

De Angeli: “Si el Presidente quiere guerra con el campo, guerra va a tener”

El dirigente ruralista habló en una protesta de agropecuarios en Gualeguaychú.

 

 

Tras el último incremento de retenciones a la harina y el aceite de soja, del 31% al 33%, los ruralistas están en pie de guerra contra el Gobierno.

Así lo expresó esta tarde el dirigente agropecuario Alfredo De Angeli desde una protesta de productores en Gualeguaychú. “Estamos advirtiéndole al Presidente que no se meta con el campo. El país necesita exportar, generar mano de obra genuina. Si quiere resolver los problemas, él sabe como resolverlo. Pero acá el campo le está diciendo ‘si quiere guerra, guerra va a tener’”, dijo.

De Angeli se refirió luego a las significativas protestas en el 2008 del campo contra el gobierno de Cristina Kirchner.

“Esto me trae recuerdos, espero que no tengamos que volver al 2008. Le estamos advirtiendo al Presidente que no se meta con el campo, que le saque la pata de la cabeza”.

Además, adelantó que los dirigentes rurales le van a plantear a la mesa nacional que arme “una gran marcha nacional”.

Tractorazo del campo en contra de la suba de las retenciones

Durante la tarde del lunes ruralistas y productores se movilizaron en un tractorazo, en rechazo a la resolución oficial que busca recaudar unos US$ 420 millones para solventar un “Fondo Estabilizador Temporal del Trigo Argentino”.

En tanto, las entidades de la mesa de enlace (CRA, SRA, Federación Agraria y Coninagro) se reunirán con diferentes bloques políticos en el Congreso durante esta semana.

“Ante el primer problema, el kirchnerismo sube las retenciones. El camino tiene que ser el opuesto. Y el campo le viene a decir “basta a la presión impositiva”.

«El campo pide desplegar la potencia del sector, poder mostrar el trabajo y la riqueza que se genera en este sector. Hay mucha paciencia, pero uno tira de la cuerda hasta que la cuerda se rompe”, sumó el diputado por Entre Ríos, Rogelio Frigerio.

Y agregó: “No da para más la asfixia impositiva de la Argentina en general y del campo en particular. La sequía además complica una situación que ya viene mal de antes. El Presidente anunció una guerra contra la inflación, pero parece que el campo siempre es el enemigo”. /TN

Salir de la versión móvil