Espectaculos

El complejo presente de María Martha Serra Lima: obesidad, diabetes, cataratas y problemas de columna

0001163601La cantante vive un limitante presente debido a diversas enfermedades que complican su día a día y no le permiten estar en paz.

María Martha Serra Lima vive un limitante presente debido a diversas enfermedades: problema de columna, sobrepeso, trombosis pulmonar, cataratas y diabetes.
La cantante de 73 años sufrió cataratas y diabetes por su sobrepeso, las primeras fueron operadas y la segunda se encuentra «controlada».
«Muchas veces tiene que pasar una desgracia para que tomemos conciencia. Me estaba quedando ciega y un día me dio un coma diabético. Lloré como loca, pensaba que me moría», refirió a la prensa.
La obesidad le causó más de un mal momento, estando en Perú, María Martha visitó una peluquería para arreglarse para un show y quedó atrapada. «Me quedé encajada en una silla de hierro forjado. Casi me muero, me dio un odio terrible estar tan gorda», expresó.
Por su sobrepeso, Serra Lima se sometió a una estricta dieta con la que bajó más de 70 kilos. «Me provoqué una anorexia. Engañaba al médico. No comía nada o nunca pasaba las 700 calorías diarias. Sólo acelga comía. Ahora estoy mejor, pero todo lo que como es con culpa», se lamentó posteriormente.
El 27 de junio de 2013 la cantante había sido operada para solucionar un problema en su hombro izquierdo y siete días después tuvo una doble embolia pulmonar que la dejó al borde de la muerte.
«Hice reposo y apareció la trombosis. Me salieron unos coágulos en las piernas por estar quieta y se me fueron al pulmón. Esos coágulos de sangre salen por las arterias y se tapan, no salen por una vena. La sensación es que te estás muriendo y que no podés respirar. Es un infarto de pulmón, un horror. Además, te dan sudores fríos. Es una sensación tan cercana a la muerte», contó a la prensa.
Si esto no fuera poco, María Martha tiene una grave lesión en su columna que la obliga a caminar con un bastón. «Hace muchos años tuve un accidente, me jorobé la columna y, con los años, se me va haciendo peor. Me cuesta caminar, me duele caminar», reconoció.
«Los problemas de huesos son espantosos y no tienen cura. Me tendrían que hacer la operación que se hizo Ricardo Fort, pero antes prefiero andar en silla de ruedas. Tengo estenosis de raquis lumbar: la parte del medio está medio rota y no deja que pasen los líquidos que te dan fuerza y hacen que no te duela la cintura al caminar. La operación dura nueve horas y es muy peligrosa», observó.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: