Rioja 24

Irrestricta defensa de la democracia

El viceintendente Guillermo Galván presidió el acto de conmemoración por el Día de la Memoria, por la Verdad y la Justicia, que se realizó en la mañana de este miércoles en Desarrollo Humano y Familia del Municipio de Capital. Además, disertó el senador (M.C.) Raúl Alfredo Galván, quien recordó los esfuerzos legales que se realizaron en esos años oscuros, para la libertad de todos los presos políticos que dejó la dictadura, que comenzó el 24 de marzo de 1976 y que duró hasta 1983.

En el acto estuvieron además el diputado provincial Gustavo Galván, la secretaria Legal y Técnica del Municipio, Cristina Salzwedel, la subsecretaria de Desarrollo Humano Carina Pérez, la directora de Política de Familia y Comunidad, Lorena Gómez, trabajadores de esta área y público en general.

Tras las palabras de bienvenida de Lorena Gómez y el recuerdo que tuvo Salzwedel, cuando en esos años quedaron sin trabajo sus padres, a raíz de cuestiones políticas, el viceintendente Guillermo Galván reflexionó sobre la fecha y cómo quedaron consecuencias nefastas de esos años oscuros. Puntualizó en dos aspectos claramente visibles, como lo son la inflación y las secuelas sociales y económicas de la deuda externa.

«En estos tiempos se habla sobre la anti política y cómo va ganando terreno en nuestras vidas. De alguna manera, aquellos que hacemos día a día esta función de transformar la vida de las personas debemos enmarcarnos en estos tiempos. Pero eso que no signifique que seamos adeptos a esa anti política, cuyo único fin es enmarcarse en esos años nefastos del 76 al 83 y que quieren instaurar sistemas totalitarios como lo impuesto en esos años», indicó.

Tras su introducción tomó la palabra el senador (M.C.) Raúl Alfredo Galván, que, en esos años, tomó la defensa de un amplio arco de presos políticos, llegando a una frase que conmovió a los presentes. «Cuando uno asume una defensa de un preso político, no lo hace por honorarios. Lo hace porque esa persona necesita su libertad», aseveró.

Recordó que, tras obtener la libertad de varios funcionarios del derrotado gobierno provincial encabezado por Carlos Menem, fue víctima de una bomba que se le arrojaron en su domicilio. En tanto que realizó una contextualización histórica, de los por qué se llegó a ese golpe militar, que duró hasta 1983.

Por otra parte, el diputado Gustavo Galván realizó una defensa irrestricta de la democracia, parafraseando un tema musical. «Si la composición dice que la historia la escriben los que ganan, nosotros debemos siempre recordar cómo verdaderamente sucedieron los hechos», afirmó.

Salir de la versión móvil