su publicidad
GeneralesSalud

Jóvenes mujeres aportan al estudio del cannabis medicinal en La Rioja

Las empresas estatales cuentan con un importante plantel de talentosas y hábiles mujeres que trabajan en los distintos rubros, ocupando espacios jerárquicos como así también desempeñando tareas de fuerza que culturalmente siempre fueron destinadas a hombres. En el marco del Día de la Mujer y la Niña en la Ciencia, Lourdes Brizuela y Doria, investigadora de Agrogenética e integrante del proyecto Cannabis Riojano, destacó el rol de la mujer en áreas de desarrollo que aportan al crecimiento de la provincia en materia científica.

El equipo de mujeres trabajadoras de la empresa estatal que integra Mejor Riojanas generó un importante aporte para lograr posicionar a La Rioja entre las primeras tres provincias argentinas con mayor avance en cultivo de cannabis con fines medicinales. Entre ellas, se encuentra la joven estudiante de la Universidad Nacional de Chilecito, de 24 años, quien está a pocos pasos de convertirse en Ingeniera Agrónoma y encontró su vocación durante su infancia. “La rama de las Ciencias Naturales es lo que me encendía a querer estudiar, saber más y aprender. Llegando a mis 15 años, y compartiendo momentos en las fincas, charlando con profesionales sobre su trabajo, decidí seguir el camino de la agronomía y que mi oficina sea el campo, como siempre quise”, relató Brizuela y Doria.

En diciembre de 2020 comenzó sus prácticas pre profesionales en Agrogenética, destacando las potencialidades en biotecnología con las que cuenta la empresa, donde sus nuevos integrantes pueden aprender desde análisis de suelos a multiplicación in vitro, y en sus distintas áreas desde horticultura, forestación, frutícola y en la actualidad sobre cannabis medicinal. “En marzo de 2021 finalicé las prácticas y me contrataron, haciéndome parte del proyecto Cannabis Riojano, donde empezamos a realizar diversos estudios conjuntamente con un equipo de trabajo”, dijo, añadiendo: “Empecé a hacer el seguimiento del cultivo para relevar datos paso a paso y armar un manual, ya que es un cultivo atípico y nuevo en nuestra región, donde su respuesta puede ser muy diversa”.

Pasión y dedicación

En cuanto a los desafíos, remarcó que surgen día a día y que siempre hay algo nuevo por aprender. “Eso es lo lindo de la ciencia, lo no monótono, como así también el objetivo de seguir estudiando para avanzar y tener más conocimientos”, indicó, y siguió hablando sobre las satisfacciones de su labor: “Son muchas, si miro un año atrás, puedo ver todo lo que se puede crecer al investigar, leer, estudiar y, por supuesto, el crecimiento profesional y personal es muy satisfactorio”.

Para finalizar, realizó una reflexión sobre el papel de la mujer en el ámbito de investigación, el cual es esencial para lograr una sociedad democrática y con igualdad de género. “El camino de la ciencia requiere de dedicación, tiempo y pasión, esta rama va de la mano con todo eso. No es un trayecto corto y fácil, sobre todo en mi área (agronomía) el trabajo de la mujer suele ser juzgado, pero creo que es un pensamiento antiguo, porque de seguro que, si existe pasión por el trabajo, se puede llegar muy lejos», sostuvo, y siguió: «Como mujeres, tenemos mucha dedicación por lo que hacemos, por eso la ciencia, que requiere de paciencia, de lo minucioso y lo prolijo, es posible para todas. El trabajo científico es necesario para avanzar en nuestro país y en el mundo, la evolución es esto, gracias a todos los investigadores e investigadoras», culminó.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: