su publicidad
GeneralesLocales

La inclusión social en tiempos de pandemia

Pese al nuevo contexto de distanciamiento social por la pandemia de coronavirus, el Gobierno Provincial sigue brindando apoyo, asesoramiento y contención a las personas con discapacidad y su familia. Las actividades son impulsadas desde el Ministerio de Desarrollo, Igualdad e Integración Social, mediante el Consejo Provincial para Personas con Discapacidad y se adaptaron a estas nuevas formas de relación y asesoramiento a través de internet y las líneas telefónicas de asesoramiento a la comunidad.

La titular del Consejo, Soledad Córdoba destacó que en estos meses el organismo se abocó a la gestión y entrega de productos de apoyo, se dictaron talleres de Lenguaje de señas argentina desde la virtualidad, la gestión de permisos de circulación, el asesorando a personas con discapacidad y a diferentes organismos públicos y privados de la provincia sobre los Programa nacionales que lanza la Agencia Nacional de Discapacidad, entre otras actividades.

La funcionaria también recomendó a las familias de personas con discapacidad que organicen su tiempo libre y sean pacientes, permitirles expresar sus emociones y organizarles juegos y actividades recreativas que sean de su agrado, entre otras acciones.

Por su parte, la integrante del equipo técnico de la Dirección de Educación, Cultura y Calidad de vida, Cielo Páez, contó que continúan trabajando con la asistencia, contención, promoción y protección de los derechos de las personas con discapacidad y sus familias o entorno, mediante distintas acciones y programas. Todos los trabajos de adecuaron a la virtualidad y las asistencias presenciales implementan estrictos protocolos sanitarios.

La visión de trabajo del Consejo es confiar y potenciar las capacidades y lograr la mayor independencia posible, al mismo tiempo de garantizar la asistencia en aquellas casos o situaciones que las personas con discapacidad lo necesiten. “Mediante líneas telefónicas ofrecemos guía y orientación en las tareas cotidianas, promoviendo buenos hábitos para el desarrollo de las personas con discapacidad, evitando la sobreprotección. Por eso no solo se trabaja con la persona que necesita de algún tipo de asistencia, sino con todo su entorno”, señaló.

En el mismo sentido, Páez agregó que “fomentamos el despliegue natural de ideas, sensaciones, emociones, sentimientos y capacidades de las personas con discapacidad, para que puedan expresarse y ser tenidas en cuenta. Así fomentamos el desarrollo de cada persona”.

El Consejo lleva adelante dos programas: Integrando Diferencias a través del arte y Asistentes domiciliarios. En el primero se promueve el desarrollo artístico a modo de contención, recreación y motivación, tanto de la persona con discapacidad como de su familia, para el apoyo y acompañamiento. Actualmente el programa continúa mediante videos donde se enseñan distintas técnicas para que cada persona lo realice en su casa.

Mientras que el programa de Asistentes Domiciliarios brinda asistencia persona en los hogares o lugares de contención, como los centros de adultos y adultas mayores.

Además, se adaptaron a líneas telefónicas y canales virtuales las capacitaciones en concientización y sensibilización para instituciones públicas y privadas. “Siempre hacemos hincapié en la inclusión y en la accesibilidad de todos los espacios. También en el buen trato y manejo de elementos de apoyo o acompañamiento”.

 

Potenciar los cuidados

Algunas personas con discapacidad tienen condiciones de salud preexistentes que los coloca en el grupo de riesgo ante la pandemia de covid 19, por lo que todos los trabajos que se realizan recuerdan extremar las medidas de prevención, como el distanciamiento social, salir lo menos posible de casa, usar el barbijo o tapaboca y la desinfección de los productos de apoyo, como sillas de ruedas, bastones o muletas.

Para sobrellevar de mejor manera posible este periodo de aislamiento, se recomienda a las familias organizar el tiempo libre, mantener rutinas diarias, disfrutar de momentos en familias con diversas actividades como mantener una huerta, reciclar y espacios de ocio con juegos motivacionales, recreativos y artísticos. También realizar diariamente actividades que ayuden a canalizar el estrés, como rutinas de ejercicio.

Páez señaló que “trabajamos la paciencia y la tolerancia, sabiendo que algunas veces las personas con discapacidad van a necesitar asistencia y otras veces no. Por eso es importante el hábito, promoviendo y enseñando el mayor grado de independencia posible”.

Otro punto a tener en cuenta es generar los espacios para las expresiones de emociones y contenciones dentro de la familia.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: