su publicidad
su publicidad
GeneralesNacionales

La increíble suma que cobró la psiquiatra de Diego Maradona por el certificado trucho

La psiquiatra Agustina Cosachov es una de las imputadas en la investigación por la muerte de Maradona

 

 

 

«¿Orientado? Jaja». Esa fue la respuesta de la psiquiatra Agustina Cosachov a un pedido de Leopoldo Luque el 26 de octubre de emitir un certificado, supuestamente a pedido de Matías Morla, sobre el estado de salud de Diego Maradona.

 

Según se desprende de los chats investigados por la fiscalía y las entradas a la casa del ex entrenador de Gimnasia en Brandsen, la médica emitió la constancia sin haberlo revisado, a pesar de que su abogado, Vadim Mischanchuk, asegura que el diagnóstico pudo haber sido por Skype. No obstante, nada de eso se infiere en la conversación del 26 de octubre que publicó Raúl Kollmann en Página 12.

 

«Hay cambio de planes. Se descarta la internación domiciliaria. Matías quiere un certificado de que Diego está orientado en tiempo y espacio», le dice Luque a Cosachov.

 

«¿Orientado? Jaja», responde ella. «Bueno, vos poné que cuando lo viste, lo viste bien”, responde el neurocirujano.

 

El certificado, firmado por Cosachov, tiene fecha falsa, del 20 de octubre, y dice que “Maradona se encuentra perfectamente orientado en tiempo y espacio”.

 

Días más tardes, el 31 de octubre, era el cumpleaños de ídolo y la orden era «reducirle la medicación para que pueda estar presentable”. Finalmente, ese día se presentó fugamente en la cancha del Lobo para recibir un homenaje, pero su estado no era el mejor: apenas podía caminar y hablar. Luego de la ceremonia, regresó a su hogar en el country Campos de Roca.

 

Todo sucedió días después de la conversación entre los médicos en la que hablaban de la posibilidad de una internación domiciliaria. «Tiene que haber una ambulancia de alta complejidad, enfermeros varones, especializados en adicciones y tenemos que convocar un médico clínico, un toxicólogo y un neurólogo especializado en adicciones”. El objetivo era tratar una posible «demencia alcohólica” o “rasgos de Parkinson”, según indican los chats. Pero todo quedó en la nada.

 

Según la nota mencionada, el 7 de noviembre, la psiquiatra facturó 95 mil pesos por por el certificado sobre la «perfecta orientación en tiempo y espacio».

 

Del 5 al 19 de noviembre se supo que Maradona «no para de dormir», «que tiene un ronquido preocupante, con una respiración con ruido extraño». La familia expresa preocupación porque no se levanta, pero ella lo minimiza con un lenguaje de una total informalidad.

 

“Che, banquen un cacho. No está pidiendo alcohol. Que se levante a desayunar cuatro medialunas no lo va a mejorar”, contesta. Por esos días, también hay un pedido para que la familia no vaya, así Diego podía tener «aire».

 

Además de Luque y Cosachov, la causa en la que se investiga un eventual «homicidio culposo», sumó otros tres imputados: el psicólogo Carlos Díaz y los enfermeros que lo asistieron en sus últimas horas, Ricardo Omar Almirón, del tuno noche/madrugada, y Gisella Madrid, de la mañana.

 

Entre este lunes y martes, la Fiscalía General de San Isidro, a cargo de la investigación, convocará a la junta médica para tener opiniones sobre la existencia o no de negligencias graves, entre otras cosas.

 

La junta médica funcionará en los primeros días de marzo sobre la base de puntos de pericia formulados por los fiscales. /Crónica

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: