su publicidad
El Pais y El MundoGenerales

Las 12 predicciones de Francis Fukuyama sobre la guerra entre Rusia y Ucrania: ¿quién ganará?

Fukuyama adelantó que Rusia se dirige a una derrota total en Ucrania.

 

 

Francis Fukuyama, director editorial de American Purpose, una revista especializada en análisis político, enumeró 12 predicciones sobre cómo podría terminar la guerra entre Rusia y Ucrania y las consecuencias que podría enfrentar el país gobernado por Vladimir Putin.

El politólogo norteamericano comentó que realizó la descripción desde Macedonia, un país cercano a la guerra. Fukuyama aseguró que allí hay más apoyo a Putin que en cualquier otro lado de Europa.

1 – Rusia se dirige a una derrota total en Ucrania:

La planificación rusa fue incompetente y se basó en la suposición errónea de que los ucranianos eran favorables a Rusia y que su ejército se derrumbaría inmediatamente después de una invasión.

Los soldados rusos llevaban uniformes de gala para su desfile de la victoria en Kiev en lugar de municiones y raciones adicionales.

En este momento, Putin comprometió la mayor parte de su ejército en esta operación. Las tropas rusas están atascadas a las afueras de varias ciudades ucranianas, donde se enfrentan a enormes problemas de abastecimiento y a constantes ataques.

2 – El colapso de su posición podría ser repentino y catastrófico.

En el campo, llegará un punto en el que el ejército no podrá ser abastecido ni retirado. “La moral se vaporizará”. Esto es cierto al menos en el norte; los rusos lo están haciendo mejor en el sur, pero esas posiciones serían difíciles de mantener si el norte se derrumba.

3 – No hay solución diplomática posible para la guerra.

No hay ningún compromiso concebible que sea aceptable tanto para Rusia como para Ucrania, dadas las pérdidas que han sufrido en este momento.

4 – El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas ha demostrado una vez más su inutilidad.

Lo único útil fue la votación de la Asamblea General, que ayuda a identificar a los actores malos o prevaricadores del mundo.

5 – Las decisiones de la administración Biden de no declarar una zona de exclusión aérea y de no ayudar a transferir los MiG polacos fueron ambas buenas.

Mantuvieron la cabeza en un momento muy emotivo.

Es mucho mejor que los ucranianos derroten a los rusos por sí mismos, privando a Moscú de la excusa de que la OTAN los atacó, además de evitar todas las posibilidades obvias de escalada.

Los MiG polacos, en particular, no añadirían mucho a las capacidades ucranianas.

Mucho más importante es el suministro continuo de Javelins, Stingers, TB2, suministros médicos, equipos de comunicaciones y el intercambio de información. Supongo que las fuerzas ucranianas ya están siendo vectorizadas por la inteligencia de la OTAN que opera desde fuera de Ucrania.

6 – El coste que está pagando Ucrania es enorme, por supuesto.

Pero el mayor daño lo están causando los cohetes y la artillería, contra los que no pueden hacer mucho ni los MiG ni la zona de exclusión aérea. Lo único que detendrá la matanza es la derrota del ejército ruso sobre el terreno.

7 – Putin no sobrevivirá a la derrota de su ejército.

Obtiene apoyo porque se le percibe como un hombre fuerte; ¿Qué tiene que ofrecer una vez que demuestre su incompetencia y sea despojado de su poder coercitivo?

8 – La invasión ya ha hecho un enorme daño a los populistas de todo el mundo, que antes del ataque expresaban uniformemente su simpatía por Putin.

Eso incluye a Matteo Salvini, Jair Bolsonaro, Éric Zemmour, Marine Le Pen, Viktor Orbán y, por supuesto, Donald Trump. La política de la guerra ha expuesto sus inclinaciones abiertamente autoritarias.

9 – La guerra hasta este punto ha sido una buena lección para China. Al igual que Rusia, China ha creado fuerzas militares aparentemente de alta tecnología en la última década, pero no tienen experiencia en combate.

La miserable actuación de las fuerzas aéreas rusas será probablemente reproducida por las Fuerzas Aéreas del Ejército Popular de Liberación, que tampoco tienen experiencia en la gestión de operaciones aéreas complejas.

Podemos esperar que los dirigentes chinos no se engañen a sí mismos en cuanto a sus propias capacidades como lo hicieron los rusos al contemplar un futuro movimiento contra Taiwán.

10 – Esperemos que la propia Taiwán despierte en cuanto a la necesidad de prepararse para luchar, como han hecho los ucranianos, y restablezca el servicio militar obligatorio.

No seamos prematuramente derrotistas.

11 – Los drones turcos se convertirán en best-sellers.

12 – Una derrota rusa hará posible un ‘nuevo nacimiento de la libertad’, y nos sacará de nuestro embrollo sobre el estado decadente de la democracia mundial.

El espíritu de 1989 seguirá vivo, gracias a un puñado de valientes ucranianos. /Radio Mitre

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: