su publicidad
GeneralesNacionales

Nike se va de la Argentina pero no cierra

La multinacional Nike busca un nuevo operador para su negocio en la Argentina, aunque la venta no implica la salida de la marca del país ni el cierre de locales.

 

 

La multinacional Nike retomó la operación para vender su negocio en la Argentina.

La empresa norteamericana había estado a punto de concretar su salida del país a principios de 2020, aunque en ese momento la pandemia frustró la negociación que tenía prácticamente cerrada con el grupo mexicano Axo.

Más de dos años después, la venta se reflotó, pero sin la participación de los mexicanos y la lista de candidatos incluye a jugadores locales y regionales.

En cualquier caso, la transacción no implica la salida de la marca de la Argentina ni el cierre de locales, sino el cambio del operador a cargo del negocio.

El mandato de venta de Nike Argentina está en manos del banco Goldman Sachs, que hace unos meses retomó la búsqueda de un comprador.

En las últimas semanas varias empresas locales presentaron sus ofertas.

La lista de jugadores que acercaron sus propuestas incluye a varios pesados del mercado local, aunque de otros rubros, como el empresario Marcelo Figueiras (Laboratorios Richmond), el grupo Newsan (referente en electrónica y también está incursionando en alimentos) y el fondo de inversión Inverlat (los dueños de Havanna).

Sin embargo, según fuentes cercanas a la operación, los dos principales candidatos en carrera son el grupo local GDN, del empresario Francisco de Narváez, y el grupo panameño Harari, que tiene las licencias de Nike y Zara para varios países de la región.

Consultados, en Nike prefirieron no hacer comentarios sobre la operación. Igualmente, en su momento en la marca explicaban que no se trata de una venta tradicional sino un cambio en su modelo de negocios a través de la búsqueda de un distribuidor. Este es el esquema con el que ya están trabajando en Brasil y otros países del mundo.

El modelo comercial comprende la cesión de la venta de su indumentaria, la distribución entre socios comerciales y la gestión por parte del distribuidor tanto del retail físico como de los canales de venta online.

Nike llegó a la Argentina en la década del 90 y en la actualidad cuenta con una docena de tiendas propias, diez outlets y otros 20 locales que son operados por partners comerciales.

La marca tiene algunos contratos millonarios para vestir a clubes y selecciones, como los que tiene en vigencia con San Lorenzo y los Pumas (acaban de renovar el contrato hace unas semanas).

En carrera

El grupo Harari es uno de los principales jugadores en el mercado de indumentaria en Centroamérica y norte de Sudamérica.

Son los representantes de las marcas del Grupo Inditex (los dueños de Zara) en Colombia y Panamá, y también tienen la licencia de Nike para otros países de la región. Sus ventas rondan los US$ 300 millones anuales.

Por su parte, GDN está liderado por el empresario Francisco de Narváez, que a fines de 2020 concretó la compra de Walmart Argentina, en lo que implica su regreso al rubro supermercadista, tras la venta de Tía concretada a fines de 1998.

Históricamente, De Narváez estuvo ligado al negocio de los supermercados, aunque también incursiona en el rubro indumentaria.

En el sector debutó en los 90 con la compra de marca Rapsodia y hace cuatro años además se asoció con el fondo de inversión L Catterton y juntos concretaron las compras de otras marcas de moda, como Caro Cuore y Babycottons.

Ante una consulta, en GDN aseguraron que no participan del proceso de compra de Nike Argentina. /La Nación

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: