GeneralesNacionalesSalud

Ómicron: qué chance hay de que el Gobierno vuelva a poner restricciones

La ministra de Salud, Carla Vizzotti.

 

 

El primer caso de Ómicron en Argentina está «debidamente aislado» en San Luis. Pero la estrategia de contención para esta preocupante variante del coronavirus no depende sólo de ese viajero de 38 años. De ese argentino que dio negativo dos veces y que, con criterio, decidió testearse de nuevo cuando supo del contagio de gente con la que había estado en un viaje laboral por Sudáfrica.

El freno de la cadena de contagios de Ómicron depende de «más arriba». Pero el plan del Gobierno por ahora es más pasivo que activo. Una suerte de «muro flexible», que va del pase sanitario a «eventuales» restricciones, que no están a la vista. Todo es en potencial.

Pese a que la nueva versión del Covid ya tocó nuestro país, se sigue en la actitud de «analizar la curva» para, de ser necesario, «tomar decisiones».

Desde el Ministerio de Salud de la Nación confirmaron que el Gobierno no prevé nuevas restricciones más allá de esta suerte de free pass para eventos masivos, restaurantes y cines -según la jurisdicción- que permitiría cierta libertad inmunitaria a todas las personas que puedan acreditar la vacunación completa. «Todo el tiempo están en análisis las restricciones», aclararon.

Cabe recordar que en casi toda la extensión de Argentina, salvo en Tucumán y Salta, el pase sanitario aún no está vigente. Entonces, ese «muro flexible» apenas si tiene unos ladrillos.

Recién este lunes la Provincia de Buenos Aires anunció el «Pase Libre con Vacunas». Estará vigente desde el 21 de diciembre. El gobernador bonaerense, Axel Kicilloff, lo anunció como un triunfo inmunitario, en conferencia de prensa. Fue luego de un cortocircuito inicial, la semana pasada, entre el ministro de Salud del distrito, Nicolás Kreplak, y la ministra Carla Vizzotti, sobre los alcances de la medida.

El pase bonaerense permitirá, desde los 13 años, el acceso a eventos masivos. Además de la asistencia a actividades culturales, deportivas, religiosas y recreativas en espacios cerrados.

El pase bonaerense también permite que los vacunados completamente realicen trámites en organismos públicos y entidades privadas, cuando impliquen aglomeración de personas. Y será un permiso puntual para quienes trabajen en atención al público, en entidades públicas o privadas.

¿Qué pasa en la Ciudad? «Todavía no hay ninguna definición a nivel nacional. Vamos a ir viendo estos días cómo se avanza», contestaron desde el Ministerio de Salud.

La pandemia demostró en todo el mundo que no hay lugar para la certidumbre. Pero sí para la prevención ¿Qué sería una actitud activa por parte de los Estados? Una vía de acción es la «restrictiva».

Menos de 48 horas después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara «preocupante» a la variante Ómicron, Israel blindó completamente sus fronteras a extranjeros. Igual de rápido el Reino Unido se cerró frente a viajeros de países africanos en la lista roja y, con cierto delay, desde este martes pedirá PCR negativo antes de subir al avión, además del aislamiento hasta tener el resultado de un hisopado que ya se exigía a los dos días de la llegada.

Por el momento, Argentina sólo se limita a exigir el aislamiento obligatorio por 14 días a quienes hayan pasado por África. No se habla de subir la cantidad de testeos, ni la vigilancia epidemiológica de muestras (para conocer la cepa), ni de aumentar la frecuencia o ampliación a más grupos para terceras dosis, ni de mayores controles a viajeros. Sí se habló de reforzar el uso de barbijos en espacios cerrados.

Nuestro país sí tiene una actitud optimista. «Hay perspectivas optimistas de que Ómicron, aunque sea muy transmisible, no genere un problema para la salud pública», dijo este lunes la ministra Vizzotti.

La funcionaria agregó: «En cualquier momento podía entrar la Ómicron, porque la movilidad global, si bien no está normalizada, está en proceso de aumento; algunos países comenzaron a secuenciar en forma retrospectiva y encontraron la variante desde antes que se detectara en Sudáfrica (como fue el caso de Holanda), así que es posible que sean más países los que ya la tienen y que no lo sepan», detalló.

«Si bien tiene más mutaciones -incluso que Delta- en un área relevante del virus, hasta ahora no estamos viendo que eso impacte en tener una enfermedad más grave o letal; y falta un par de semanas para ver si escapa o no a las vacunas», siguió Vizzotti.

A la vez, dijo que «siempre es mejor tener dos dosis y, por supuesto tener los refuerzos» y añadió que «si pensamos la cantidad de personas que tuvieron Covid reportado, más los asintomáticos, la mayoría de la población vacunada ya tuvo contacto con el virus, lo que también refuerza su respuesta inmune».

El argentino con Ómicron que volvió de Sudáfrica y se fue manejando desde Buenos Aires a San Luis, sigue aislado en su casa, asintomático. Tenía las dos vacunas y había tenido Covid en marzo.

¿Por qué no se da un giro hacia hacia un plan más activo, si se tiene como «anticipo» lo que pasa, por ejemplo,en Europa? «Nuestra situación es bien diferente a la de otros países del hemisferio Norte porque primero están en invierno; segundo, están con la presencialidad escolar con bajas temperaturas; tercero, no vacunaron menores de 11 años, y cuarto, tienen un porcentaje grande de la población que no adhiere a las vacunas», marcó la ministra.

«Nosotros tenemos que pensar nuestra estrategia, con nuestra realidad epidemiológica y con nuestra tasa de vacunación» En Argentina más del 92% de las personas mayores de 18 años iniciaron el esquema de vacunación y el 80% tiene las dos dosis. En el total de la población, el 67 por ciento tiene los esquemas completos.

El pase sanitario

Vizzotti reafirmó que el Gobierno trabaja para tener el pase sanitario nacional esta semana.»Arrancará con las actividades de más riesgo (eventos masivos) y luego cada jurisdicción pueda ampliarlo a otras», dijo. No se sabe ni dónde ni cuándo.

«Lo que hablamos la semana pasada en el Cofesa (Consejo Federal de Salud) es que era el momento de implementar el pase sanitario para estimular la vacunación en quienes la postergaron -ya que hay un porcentaje importante de la población que se dio la primera dosis y aún no la segunda- y el otro tema es disminuir el riesgo en las actividades».

En Tucumán, la primera provincia en implementar el pase, se duplicó el pedido de vacunación en dos días.

En este marco, sostuvo que el aumento de casos «es muy gradual», algo «inevitable» con las reaperturas. «Lo que no tenemos es un aumento en hospitalizaciones en terapia intensiva», explicó. «La positividad no es alta», finalizó. /Clarín

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: