su publicidad
GeneralesSalud

Revelan si es peligroso el humo que sale de la planchita para el pelo

La planchita del pelo se ha vuelto tan común como el secador, y muchos la usan sin tener en cuenta los riesgos que puede implicar.

 

 

Ya nadie usa el rulero gigante que se colocaba en lo alto de la cabeza para estirar el cabello: “la toca” es algo desconocido para las nuevas generaciones.

El uso de la planchita del pelo se ha vuelto tan común que nadie recuerda las torturas por las que pasaban las mujeres de cabello largo para mantenerlo lacio.

Hoy en día hay muchos productos capilares para cuidar el cabello, mejorar los rizos o ayudar a su alisado, y muchos aparatos como los rizadores o las planchitas, que se han vuelto frecuentes y habituales en la vida diaria.

Desde 1990, año en el que le lanzaron al mercado las planchitas, cada vez son más usadas: las primeras eran tan caras que sólo las tenían los mejores coiffeurs.

Hoy en día es un elemento más de los que hay en casa, junto con el secador de pelo.

Pero a pesar de la familiaridad con la que la utilizamos, muchas veces lo hacemos sin tomar los cuidados mínimos necesarios.

Y una de las consultas más frecuentes es qué pasa cuando sale humo del pelo cuando pasamos la planchita del pelo.

Si bien esto no significa que el cabello se esté quemando, no es bueno que suceda, y sólo depende de las condiciones en que utilicemos la plancha.

Se debe pasar sobre el cabello limpio y bien seco, para evitar todo tipo de riesgo.

Cuando sale “humo”, en realidad se trata de vapor, y significa que el cabello no está lo suficientemente seco.

También se puede deber a algún producto capilar que nos hayamos colocado, como geles o espumas de peinado.

Si bien no es un riesgo importante, tampoco es bueno que salga vapor cuando nos planchamos el pelo, porque podemos quemarnos y el cabello se resiente. Las planchitas llegan a una temperatura promedio entre 120 a los 190 grados, y el cabello se lastima a partir de los 130, especialmente si ha sido teñido o tiene algún producto.

Por eso es importante no sobrecalentar la plancha, ya que el pelo comienza a estirarse a partir de los 70 grados.

Ya con esa temperatura se rompen los enlaces naturales que presenta el pelo, y al mantenerlo estirado se arman nuevos con la forma que les demos.

Un cabello virgen, sin tintura, soporta los 190 grados de la planchita, pero la temperatura debe ser menos si está teñido.

Además, es importante la frecuencia de uso de la planchita del pelo: más de tres veces por semana comienza a dañar el cabello, que se volverá seco y quebradizo. /Cien Radios

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: