GeneralesNacionales

Suspendieron a una diputada jujeña por «bocona»

Alejandra Cejas es la diputada del bloque del Frente de Todos-Partido Justicialista que el viernes pasado fue suspendida por 90 días, tras un cruce de acusaciones que mantuvo con el presidente del PJ jujeño, Rubén Rivarola, quien requirió una sanción que fue acompañada por la mayoría simple del cuerpo.

En las últimas horas, veinticinco mujeres con trayectoria pública que se presentan como «mujeres peronistas, feministas y militantes de distintos signos políticos» se solidarizaron con la legisladora, acusando a Rivarola de encabezar «una feroz persecución política» contra la diputada en el marco de «un pacto patriarcal y antidemocrático con el gobernador Gerardo Morales».

Las firmantes, entre las que se encuentran diputadas nacionales Vanesa Siley (Frente de Todos-Buenos Aires), Hilda «Beba» Aguirre (FdT-La Rioja) y Mónica Macha (FdT-Buenos Aires), la directora del Banco Provincia Juliana Di Tullio y la exlegisladora Mónica Durrieu, advirtieron que «la alevosía de la persecución» contra Cejas debería encuadrarse en las leyes 27501/19 y 26485/09, de Protección Integral de la Mujer.

Informe Político se contactó con la diputada jujeña para conocer detalles del trasfondo y la gravísima denuncia política e institucional, que apunta contra el mismísimo gobernador cambiemita y el titular del PJ local: «Los machirulos de la Legislatura se enojaron y me sacaron por bocona», denuncia Cejas, ante la consulta de IP.

La sesión que terminó en atropello era una sesión especial para tratar un solo proyecto, la posible compra de vacunas por parte del gobierno provincial, que obtuvo el acompañamiento de la Legislatura, pero no sin escándalo. El gobernador de JxC consiguió los votos de los legisladores propios y los asociados del PJ que responden al propio Rivarola.

Sin embargo, quienes se oponen, entre los que se encontraban la propia Cejas, realizaron sus cuestionamientos, entre los que se encuentra una cláusula de confidencialidad, mediante la cual sospechan que el Estado provincial pondría de garantía para la adquisición de vacunas los recursos naturales de la provincia.

Con esa cláusula. advierten desde la oposición, podría no informarse cuál es el costo de las vacunas, ni cómo se usarán los fondos públicos, lo que el diputado Alejandro Vilca calificó como un «firmar un cheque en blanco a Gerardo Morales». La preocupación radica en la sospecha de que la compra de las vacunas representará una millonaria deuda para la provincia.

A su turno, Cejas planteó una cuestión de privilegio y fustigó al presidente del PJ jujeño y diputado provincial Rubén Rivarola. «Pregunto a sus pares cuanto le cuesta a los jujeños y jujeñas la pauta publicitaria con el diario del titular del PJ» y enumeró otros negocios que tendrían en conjunto el gobernador y el líder justicialista.

Los cruces entre Cejas y Rivarola son de larga data. La diputada denuncia la connivencia del titular del PJ con el gobernador Morales. «Es tremendo, hay que vivir en Jujuy para entender, porque acá se naturaliza todo esto. Son muy perversos», acota la legisladora que denuncia «Injerencia en la vida privada, separación de su hijita, acoso jurídico, policial y mediático, y ahora la exclusión del cuerpo legislativo».

Según relata Cejas, en el marco de la persecución política por la que acusa a Morales y Rivarola, fue víctima de acoso policial, desde abril del 2020, con efectivos de civil que merodeaban permanentemente su domicilio. «Este gobierno tiene la costumbre de usar la Policía como patovica», denuncia. Por este motivo, la justicia jujeña le hizo lugar a un pedido de Habeas Corpus presentado por la legisladora. «Imagínate las pruebas que presenté para que un juez de Jujuy me haya dado un habeas corpus», enfatiza Cejas, que denuncia la connivencia del poder judicial con Morales, y señala como caso emblemático el de Milagro Sala.

En las últimas jornadas, además, el acoso apuntó directamente contra su pequeña hija de 11 años. «Sobre esto no puedo hablar mucho porque yo pedí una cautelar», cuenta Cejas. La menor de edad fue expuesta en medios de comunicación locales como parte del hostigamiento que la legisladora denuncia se vincula a sus denuncias y cuestionamientos permanentes a Morales.

«Vivimos en un estado que no prohibió prácticamente todos los derechos», lanza Cejas. «Lo que vengo discutiendo con Nación es que nos reestablezcan las garantías constitucionales», asegura la Legisladora que en diciembre último fue recibida, junto a otros legisladores jujeños, por el presidente Alberto Fernández.

Cejas señaló que, en medio de la connivencia entre el oficialismo y la presunta oposición local, arman una «ficción» en la que buscan acallar otras voces. «El 90 por ciento de la población de Jujuy es pobre», denuncia la legisladora. «Se están llevando el litio sin que quede un peso. Dormimos sobre dos millones de toneladas de litio y nuestra gente es pobre», agrega y asegura que no le tiene «miedo» a los mafiosos que gobiernan y sus aliados: «En la política hay códigos, y cuando te metes con la familia, sos mafioso», apunta.

La gravedad de la situación tiene además otro punto en análisis: la suspensión se da en el marco de una Sesión Extraordinaria, como tema fuera del orden del día, lo que viola los reglamentos internos. En este sentido Cejas, junto con su par en la legislatura Emanuel Palmieri, anuncian que recurrirán a la Justicia.

Palmieri, incluso, en plena sesión, señaló la connivencia entre el bloque de la UCR y el presidente del PJ, luego que los primeros aplaudieran fervorosamente a Rivarola por su decisión de suspender a Cejas, además de apresurarse a levantar sus manos: «Es lo que venimos diciendo, el PJ indirectamente está presidido por Morales», sostuvo el legislador.

Además de la carta en solidaridad con Cejas por parte de referentes políticas de distintos espacios, Cejas recibió la solidaridad de la Red de Mujeres Políticas, el movimiento feminista de mujeres, disidencias de Jujuy, y el Frente Unidad para la Victoria, espacio con el que la legisladora, junto a Palmieri y otros referentes, buscará competir en las próximas elecciones jujeñas.

El clima electoral en la provincia del norte se ve, una vez más, sumido en gravísimas denuncias por irregularidades y atropellos constitucionales perpetrados por el propio gobernador pero que también dejan al descubierto la red de connivencias que permiten que las mismas ocurran.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: