Reemplazaran los arboles perdidos por el temporal

En el marco del Plan Provincial de Forestación Urbana y en razón del grave temporal que azotó a la ciudad capital de La Rioja, bajo las directivas del gobernador Sergio Casas de reforestar los árboles que se perdieron durante el fenómeno climático, la Secretaría de Ambiente realizará los estudios pertinentes y coordinará acciones con el Ministerio de Planeamiento e Industria y el Ministerio de Producción de la Provincia para reemplazar el arbolado perdido.

El secretario de Ambiente Santiago Azulay, en consonancia con las indicaciones vertidas por el gobernador Sergio Casas, anunció que, luego de la evaluación de daños y del correspondiente saneamiento forestal que incluye la extracción de árboles derribados, que lleva adelante el municipio de Capital, el área a su cargo implementará un programa de reforestación para reponer los árboles que se perdieron durante el fenómeno climático.

Asimismo destacó que es importante tomar conciencia de la importancia de cuidar el arbolado que tenemos, hacernos cargo de las plantas que tenemos dentro y fuera de las viviendas y el conocimiento que se debe tener para lograr un arbolado adecuado a la ciudad; es fundamental instruirse en cuestiones básicas que van desde la elección de la especie, la colocación, profundidad, poda ornamental y mantenimiento del mismo para que el árbol pueda cumplir su función vital y brindar seguridad a los vecinos.

Es así que tal como lo adelantó el gobernador Sergio Casas, se formará un equipo multi-disciplinario junto al ministro de Planeamiento e Industria Rubén Galleguillo, el ministro de Producción Fernando Rejal, técnicos, otras autoridades gubernamentales que quieran sumarse y actores sociales para determinar la mejor respuesta para remediar el daño que ocasionó en el arbolado este fenómeno climático

Una vez implementado este programa se creará una base de datos con tasas de supervivencia vegetal que permitirá monitorear las acciones de forestación y evaluar el impacto y el éxito de las acciones, que dependerán en gran medida de la participación y compromiso de la comunidad.

En este sentido pidió a la comunidad que no tapen los canteros y quienes tengan la posibilidad de reemplazar ya el árbol perdido, lo hagan, además para aquellos que tienen árboles que el viento no tiró pero que sí dejó vulnerables, se recomienda cortar las ramas que han quedado rotas, dejándolas al nivel del tronco, así disminuimos los factores que hacen que se descomponga más la madera, esto es solo con las ramas que han quedado rotas, no se debe podar el árbol.

*Otros consejos*

Reparar la corteza raspada, con un cincel o un cuchillo, se elimina la corteza que ha quedado dañada para evitar que ahí puedan juntarse insectos. La idea es que la corteza quede pareja pero sin a abusar. Sobre todo se debe evitar quitar la capa que tapa la parte verde de la corteza, ahí se guardan nutrientes que el árbol necesita.

No podar el árbol completo. Es un error muy común, si cortamos las principales ramas del árbol, que de hecho suelen darle equilibrio, entonces en una tormenta próxima el árbol puede quedar desprotegido.

Salir de la versión móvil